Un duro golpe: La Tragedia de Superga

Hasta los mejores equipos están a merced del destino. Esta es la historia del famoso Torino que enamoró a toda Europa.

Il Grande Torino, ese era el apodo de un equipo mágico que dominó el fútbol italiano en la década de los 40. Un equipo formado por enormes jugadores como Mazzola, Castigliano o Rigamonti que surtió a la selección nacional durante ocho exitosos años.

Valentino Mazzola, capitán del equipo, tenía una gran amistad con Francisco Ferreira, jugador del Benfica, y entre los dos organizaron un partido homenaje por la retirada de éste último en Lisboa que enfrentaría al equipo local con Il Grande Torino, todo un atractivo en la época.1297168151_0

Al día siguiente, en el viaje de vuelta, el avión que llevaba al equipo de regreso a casa se estrelló contra la muralla de la basílica de Superga a las 5.04 horas de la madrugada, presumiblemente a causa de la mala visibilidad. Toda la plantilla compuesta por 18 jugadores, entrenadores, periodistas y tripulación, perdieron la vida. No hubo supervivientes. Sólo un jugador de la plantilla, Sauro Tomá, al encontrarse lesionado en su menisco no viajó a Lisboa y regateó a la muerte.

Para la identificación de los cadáveres, se llamó al seleccionador italiano Vittorio Pozzo. Toda Italia siguió por televisión el paso del cortejo fúnebre hasta la catedral con más de medio millón de personas presentes en las calles que no cesaban de lanzar flores al paso de sus ídolos. Los ataúdes entraron en el templo en orden, como cuando salían al campo, mientras a través de la megafonía se anunciaban sus nombres

Aunque quedaban cuatro jornadas para terminar el campeonato liguero, el Torino terminó llevándoselo por delante de sus vecinos juventinos, gracias a sus rivales que presentaron jugadores juveniles en sus enfrentamientos ante el cuadro turinés.

Fuentes:

• Texto: Propio. Información obtenida de Wikipedia
• Imagen: Marca
• Video: Canal de Youtube de PBalon

Anuncios