Cuando el fútbol representa un sentimiento: La patada de Boban

El deporte a veces va más allá de lo racional, puede convertirse en un sentimiento, en una vida, o como en este caso, un detonante para iniciar una guerra.
Zvonimir Boban es considerado por muchos como uno de los mejores centrocampistas de la década de los 90 pero su historia abarca mucho más que lo meramente futbolístico. boban

Para ponernos en situación debemos visualizar el contexto político que vivía Yugoslavia en 1990. Con la reciente caída de la URSS comenzaron a florecer sentimientos nacionalistas entre las etnias que convivían en el país: serbios, croatas, albaneses y bosnios, todos tan distintos y todos yugoslavos. Por aquel entonces el líder político serbio era Slobodan Milosevic, que ya había dejado claro su fuerte nacionalismo y su desprecio hacia las demás minorías étnicas de Yugoslavia. Por otro lado, Franjo Tudman, de una ideología más demócrata, acababa de ascender al poder autonómico croata pocos días antes del trágico enfrentamiento en el estadio Maksimir de Zagreb.

El día 13 de mayo de 1990 todo estaba preparado para disputar el Dínamo de Zagreb – Estrella Roja, los dos equipos más representativos de Croacia y Serbia respectivamente. Los aficionados serbios, siempre bastante violentos, acudieron en masa a pesar de ser el equipo visitante. Antes del comienzo del partido, como era de esperar, los radicales de los dos equipos se enzarzaron en una batalla campal donde tuvo que intervenir la policía, por aquel entonces controlada por Milosevic y que se unió a los ‘Delije‘ para atacar a los croatas.

Con el partido aún en juego la batalla de las gradas se trasladó al terreno de juego, los futbolistas, antes meros espectadores, se veían atrapados por las dos fuerzas radicales que además de odiarse en lo deportivo también lo hacían en lo político.

En el centro del campo, un joven croata estaba siendo agredido por un policía y Boban, que por aquel entonces tenía 21 años, decidió dejar su papel de futbolista y defender a su compatriota. Saltó y soltó una patada al agente que inmediatamente dejó libre al joven. Boban se convertía así en un héroe para el pueblo croata, declaró después del partido: “Ahí estaba yo, una cara pública preparada para arriesgar mi vida, mi carrera, todo lo que la fama puede comprar, todo por un ideal, por una causa: la causa croata”. El resto, es historia.

Croacia consiguió la independencia pero en la memoria de los que vivieron esa guerra siempre estará la patada de Boban.

Fuentes:

• Texto: Propio. Información obtenida de Futbolprimera y Wikipedia
• Imagen: Todocolección
• Video: Canal de Youtube de Albert Veli

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s